Maturana Wines MW

Para una una gran mayoría Marchigüe no es más que un pueblo rural a medio camino entre los campos de Santa Cruz y las playas de Pichilemu, sin embargo esta tierra es también uno de los más ricos terroirs del valle de Colchagua pero que se ha mantenido en relativo anonimato porque si bien es una comarca de viñedos no lo es de bodegas vinificadoras.

Aunque algunas compañías de masiva presencia en el retail cuentan con campos en la zona, el grueso de las parras marchiguana esta en manos de pequeños agricultores y viñateros que históricamente han vendido su uva o mosto a granel soportando en muchos casos los abusivos precios impuestos por las grandes bodegas compradoras, en ocasiones incluso por debajo del costo de producción.

Esta situación ha cambiado en los últimos años gracias a la valorización de Marchigüe como terroir pero sobre todo por la políticas de «comercio justo» implementada por algunas bodegas; entre estas Maturana Wines que para su emblemático vino MW suele pagar hasta cinco veces el valor mercado por sus uvas a los viñateros de la zona.

Aunque MW suele ser mencionado como uno de los mejores Carmenere de Chile, en rigor se trata de ensamblaje pues solo el 85% del mosto corresponde a la cepa complementado con un 15% de Cabernet Sauvignon. Su proceso concluye con una crianza mista de catorce meses 25% en huevos de concreto, 25% en fudres de roble francés de primer uso y el 50% restante en barricas de cuarto y quinto usos.

De profundo tono rubí y ribete claro. Su nariz particularmente expresiva nos entrega arándano, mora, calafate, pimienta, cassis, café tostado, tabaco rubio y pimiento rojo asado.

Boca intensa y robusta de perfil terroso pero con mucha vivacidad en su carga frutal, acidez alta para la media de los Carmenere; tanino dulce, sedoso y especiado; final con sabor a fruta negra y muy controlada nota de pirazina.

En resumen un vino de muy logrado equilibrio, persistente en su final, intenso en sus notas y con una muestra de la complejidad de la cepa que además gracias a su acidez y carga frutal presente buena opción de ampliarse con su evolución en botella.

Perfecto para acompañar los clásicos platos de nuestra gastronomía campesina tales como pastel de choclo, empanadas de horno y sobre todo Costillar de Cerdo a la Chilena.

Nota: 4,4 – Excelente vino fiel representante de su cepa y origen al que vale la pena seguir su evolución.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s