Silberberg Trocken de Karl Pfaffmann – Deutscher Rieslingwein

Alemania pelea palmo a palmo con Portugal el cuarto puesto en la producción de vino en Europa, por detrás de España, Italia y Francia, y el décimo lugar a escala mundial; sin embargo del mundo vitivinícola germano es bastante distinta a la de los países latinos del viejo continente.

En primer término el vino alemán se concentra en la producción de varietales, de esta forma las cepas usadas tienen una figuración central en el etiquetado a diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa occidental donde se privilegia la Denominación o Apelación de Origen que resume el método productivo y en la mayoría de los casos el cepaje involucrado no es mencionado en la etiqueta.

Sumado a lo anterior la enología germana se basa en variedades específicas como Gewürztráminer o Gruner Veltiner, algunas de ellas muy valoradas, como el caso del Riesling, cuya presencia siempre es conveniente destacar en la botella.

Luego un clima mucho más frío siempre es un desafío para la correcta maduración de las uvas. Una adecuada concentración de glucosa y fructosa es determinante para el posterior contenido alcohólico, por lo mismo en Alemania basta alcanzar los 7 GA para poder hablar en propiedad de vino, mientras en la mayoría de los demás países este umbral se establece en los 10 u 11 grados de concentración alcohólica.

De lo anterior se deriva que en la producción de vinos germanos habitualmente se recurra a la chaptalización, que en un rápido resumen consiste en añadir artificialmente azúcar al mosto para lograr una mayor concentración de alcoholes durante la fermentación. El empleo o no de esta técnica es determinante para definir la calidad de un vino y es parte de la valiosa información que encontramos en las etiquetas de los vinos producidos en el país del Rin.

El primer elemento que debemos observar en una etiqueta germana hace referencia al nivel de maduración de sus uvas. En la base encontramos los vinos Deutscher Tafflewein (básicamente “Vino Alemán”) que son aquellos que han alcanzado la graduación alcohólica mínima establecida para ser considerados vinos y no provienen de ninguna región en particular, lo que en Francia conocemos como Vin de France o en Chile denominamos Valle Central.

Un paso más arriba pero aún en la base de la pirámide están los Landwein o Vinos de Tierra, que por ley deben alcanzar 0,5 GA más que el mínimo establecido. Nuevamente para hacerlo simple en Chile hablaríamos de un Valle Central Reserva.

Luego tenemos los Qualitateswein bestimmer Anbaugebiete (Vinos de Calidad de un ragión específica), abreviados QbA, que ya hacen referencia a una zona vinícola reconocida, siendo las más habituales Rheingau, Mosel, Rheinhessen y Pfalz. Este concepto lo podemos asimilar con Denominaciones de Origen más específicas como Guadalupe en México, Maldonado en Uruguay o Maipo en Chile.

Importante es entender que estos vinos QbA aunque poseen una mayor calidad por venir de una región más acotada aún para sus mostos bases se recurre habitualmente a la chaptaliazión.

Finalmente tenemos los vinos cuyos mostos poseen la madurez y concentración de azúcar suficiente para no ser chaptalizados, los que recibirán el calificativo de Qualitateswein mit Prädikat (Vinos de Calidad con Distinción) también llamados QmP o Prädikatswein.

Estos vinos provienen de regiones más acotadas que los QbA y además en su etiqueta mencionaran las categorías Kabinett, cuyo mosto permite producir vinos secos y semidulces; Spätlese o cosecha tardía, mosto con mayor azúcar que permite ir de vinos secos a dulces; Auslese, mosto de alta concentración de azúcar obtenido de uvas usualmente infectadas con Botrytis Noble; Beerenausess, similar a la anterior pero considera una selección de las mejores uvas; y Eiswein, o Vino de Hielo, la cosecha más tardía y la de mayor concentración de glucosa y fructosa.

Es importante entender que las clasificaciones QbA y QmP hacen referencia a la concentración de azúcar en el mosto base previo a la fermentación y no en el residual de dulzor en el vino ya fermentado. Este último dato también aparecerá reflejado en la etiqueta bajo los conceptos: Trocken, seco, con menos de 9gr/Lt de azúcar; Halbtrocken, semiseco, entre 10 y 18 gr/Lt; y Lieblich, dulce o amable, hasta 45 gr/Lt.

Hasta el momento hemos hablado de niveles de concentración de azúcar potencial en el mosto, dulzor residual en el vino y algunas indicaciones geográficas pero no hemos hecho referencia a la calidad del viñedo, que es la clasificación base de los vinos en el resto de Europa.

Para este caso existe el estándar VDP (Verband Deutscher Prädikatswiengütter), que es la asociación alemana de explotaciones vinícolas y que clasifica a los vinos y viñedos en las categorías Gutswein, los cuales provienes de un viñedo en particular similar a nuestros Single Vineyard; Ortswein, proveniente de los mejores viñedos de un municipio, una suerte de Selected Vineyard; Erste Lage, viñedos históricamente documentados como de calidad reputada a la usanza de los Premier Cru; y en el tope de la pirámide Grosse Lage, selección de as mejores parcelas alemanas con vinos particularmente expresivos y de altísimo potencial de guarda tal como los Grand Cru franceses.

Además cada etiqueta germana suele hacer mención a conceptos más generales como Weingut (bodega), Erzeugerabfüllung (embotellado por el productor), Gutsabfüllung (embotellado en la propiedad) y Schlossabfüllung (embotellado en el castillo).

Por último en aquellos vinos QbA y QmP junto a la mención de la zona vitivinícola específica se suele hacer mención del pueblo de donde es originario el viñedo y de la montaña o ladera donde se emplaza, nombre frecuentemente acabado en “berg”.

La etiqueta del vino en la imagen, además de hacer referencia a que se trata de un Riesling producido por Karl Pfaffmann indica su procedencia en Walsheim, pueblo de la región vitivinícola de Pfalz ubicado a 120 kilómetros al oeste de Stuttgart, y con un viñedo emplazado en Silberberg o montaña de plata.

Este vinos no posee indicadores VdP ni QmP, pero al establecer una clara referencia geográfica entendemos se trata de un QbA con eventual chaptalización en su proceso.

Review

Como la mayoría de los Riesling jóvenes este vino de Karl Pfaffmann cuenta con crianza en estanques de acero inoxidable y en el predominan las notas de fruta madura por sobre los tonos parafínicos propios de aquellos criados en roble y orientados a guarda prolongada.

A la vista se nos presenta de un amarillo de traza dorada levemente oleoso, en tanto en su nariz expresa durazno maduro, almíbar, zeste de limón y pomelo además de algo de cera.

En boca se muestra relativamente ligero, con suave dulzor de miel en su obertura cerrando con un leve amargor cítrico, ambos unidos por una marcada acidez que recuerda la sensación de mascar una crujiente manzana verde.

Buena opción para acompañar platos marinos, carnes blancas pero por sobre ciertas frituras donde la acidez de este vino aportan la necesaria cuota de astringencia en boca como puede ser un clásico plato de Wiener Schnitzels.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s