Cavalieri Reali Pinot Grigio delle Venezie

Riesling y Chardonnay se disputan, justificadamente, la condición de reinas de las cepas blancas. Ambas uvas pueden producir vinos intensos, complejos, elegantes y con un potencial de guarda de varias décadas. Sin embargo la variedad blanca más vendida en el mundo es el Pinot Grigio cuyos mostos son exactamente todo lo contrario: ligeros, simples, frescos y condicionados a beberse en lo ideal el mismo años de su cosecha.

Parece contradictorio pero lo cierto es que las ocasiones en las que queremos maravillarnos con la elegancia de un vino se reservan para momentos especiales, el resto del tiempo, la gran mayoría, tan solo lo bebemos en busca de un líquido que apague la sed, reduzca el calor y acompañe nuestros alimentos, pues no en vano el hogar natural del vino es la taberna por sobre las sofisticadas salas de cata de reputadas bodegas.

Por lo mismo la valoración de un Pinot Grigio debe ser distinta a la de otros vinos. Usualmente se le critica por su sencillez, pero eso es precisamente lo que se espera de él y lo que privilegian consumidores en todo el mundo.

El Pinot Grigio delle Venezie de Cavalieri Reali proviene de diversos viñedos de la zona del Véneto italiano y en especial de Verona. Su crianza considera tan sólo cuatro meses en estanques de acero inóxidable dando por resultado un vino que cumple exactamente con lo que promete.

Amarillo pajizo y casi traslúcido a la vista que en su nariz nos entrega pera madura, manzana verde y limón sutil. Su boca es fresca, seca y ligera, de acidez alta y persistencia media en su final marcado por presencia de fruta blanca y cítricos.

Su acidez bien balanceada le entrega la suficiente cuota de equilibrio, persistencia e intensidad se mueve en valores medios y la complejidad es la básica de la cepa.

Nota: 3,5 – En simple y sin destacar, cumple con lo que se espera de él.

Un vino sencillo que resulta ideal para maridajes igualmente sencillos como los que resultan al servirlo como acompañante de risotto, pasta al pesto, bruschetas y sobre todo Menestrone, símbolo máximo de la cucina povera italiana.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s