Beronia Verdejo Rueda

La marcada preferencia hispana por sus grandes y afamados tintos, en particular de las DO Rioja, Ribero del Duero y Priorat, motivó que hasta un par de décadas atrás la producción de vinos blancos se destinara casi en exclusiva a la producción a granel. Recién a comienzo del nuevo milenio diversos viñateros iniciaron un rescate patrimonial de Albariño y Verdejo, actualmente los principales representantes de los blancos en tierras españolas.

El Albariño es una variedad propia de la costa atlántica, cultivada tanto en Galicia como Portugal, y que produce blancos frescos y ligeros destinados a su pronto consumo; en tanto la Verdejo es propia de las mesetas de Castilla y León entregando blancos de mayor complejidad que suelen enriquecerse con la crianza.

La DO Rueda, en las proximidades de Valladolid, ha adquirido fama en los últimos años por la producción de Verdejo. La producción esta en manos tanto de pequeños productores que han apostado por la variedad como por grandes bodegas, principalmente de La Rioja, que han establecido en esta región sus cuarteles para la producción de blancos como es el caso de Beronia, perteneciente al grupo González Byass.

El Beronia Verdejo Rueda proviene de la mezcla de dos vendimias, temprana y tardía, de una misma añada, en base a uvas cultivadas sobre cascajos, piedras fragmentadas más grandes que las gravas.

Vino amarillo de traza dorada que en su nariz nos entrega damasco, pomelo, hinojo, piedra chancada y su característica nota de almendra tostada incluso cerca del ahumado. Su boca es fresca y seca, de cuerpo relativamente untuoso, acidez media+, final con un delicado amargor cítrico que también es propio de la variedad.

En resumen encontramos un aceptable equilibrio entre su marca frutal y amargor típico; persistencia más bien baja, buena intensidad y una complejidad que sin ser amplia resulta un buen muestrario de las características propias de la variedad.

Un vino que redunda en un muy buen maridaje para guisos de vegetales o carnes blancas como también platos marinos relativamente cálidos y de buen peso en boca como puede ser las Gambas al Ajillo, Camarones al Pil Pil y los clásicos Moules-frites belgas.

Nota: 3,2 – Vino correcto que puede ser interesante para conocer la variedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s