Villard Grand Vin Le Pinot Noir

El resultado de un vino depende en un 80% de la calidad de sus uvas, sin embargo los procesos en bodega que conforman el 20% restante perfectamente pueden arruinar el resultado final y en particular al tratarse del Pinot Noir, variedad especialmente sensible a las decisiones del enólogo.

Thierry Villard, tras una aventurera juventud recorriendo sudamérica y el sudeste asiático junto a su esposa chilena, se radicó en Australia para labrar durante quince años una exitosa carrera en la industria vitivinícola aussie. A fines de los ’80 estableció su propio viñedo y bodega en el sector de Tapihue dentro del valle de Casablanca, emprendimiento al que luego se uniría su hijo Charles tras terminar sus estudios de enología en Europa.

La experiencia de Thierry, los estudios de Charles y la pasión de ambos por el vino los llevó a extender su quehacer más allá del viñedo estableciéndose como filial para Sudamérica de la prestigioso tonelera borgoñesa Nadalie. De esta forma en los vinos de Villard no solo se gestiona a la perfección la orientación de los viñedos, fechas de cosecha y métodos de vinificación sino también los niveles de porosidad y grados de tostado de las barricas y fudres que contendrán sus mostos.

Grand Vin Le Pinot Noir es una muestra de este trabajo hecho a la medida. Cultivado sobre suelo franco arcilloso en espaldera vertical irrigada por goteo luego de su fermentación es criado por diez meses 25% en barricas y 75% en fudres de 500 litros, todos estos de una a cinco años de uso.

El resultado es un vino de hermoso tono rubí de capa media y ribete claro en cuya nariz encontramos fresa madura, frambuesa, zarzaparrilla, lavanda, canela, chocolate, dulce de leche, hierba provenzal y almendra tostada.

Su boca abre frutal y ligera pero gana presencia y elegancia conforme avanza en paladar. Acidez media+, tanino delgado de baja astringencia y dejo dulce, final marcado por intenso jugo de granada con notas de zeste de naranja y suaves frutos secos tostados.

Vino perfectamente equilibrado, sutil y elegante; de larga persistencia, notas intensas y una complejidad que va más allá de lo habitual de la cepa en Nuevo Mundo.

Un mosto que destaca como compañero de delicados platos propios de la célebre cocina francesa como boeuf bourguignon, roulade de conejo, quiche lorraine y sobre todo maridando Confit de pato.

Nota: 4,4 – Excelente Pinot Noir, fresco y frutal como es propio de Nuevo Mundo pero a la vez complejo, elegante y con un interesante margen de evolución.

Un comentario Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s