Ultra de Kaiken – Cabernet Sauvignon gaucho

La Cabernet Sauvignon es por lejos la uva más cultivada en el mundo. Su reinado surgió en la segunda mitad del siglo XIX paralelamente en Europa, donde fue el varietal que se repuso con mayor facilidad al devastador paso de la filoxera, y en el Nuevo Mundo, gracias a ser la cepa que mejor y más rápida se adaptó a sus nuevos terroirs.

Dentro de los grandes países productores de vino Argentina es quizás el único donde la hegemonía del Cabernet Sauvignon sufre un serio revés al contar su cultivo con tan sólo la cuarta parte de las hectáreas destinadas a la producción de Malbec donde tres de cada cuatro vinos de la variedad consumidos en el mundo proviene de Argentina en tanto en los Cabernet esta relación es tan sólo de uno por cada veinte.

El arrollador éxito del Malbec nos hace quizás olvidar que hasta mediados del siglo pasado el Cabernet Sauvignon era rey y señor en las alturas mendocinas, siendo también la base de la primera camada de grandes vinos argentinos.

La cepa en Argentina crece en los faldeos precordilleranos de Los Andes bajo un clima frio de altura con influencia desértica con características absolutamente continentales pues los viñedos dedicados a su producción se emplazan a más de un millar de kilómetros de la costa atlántica, lo que constituye una verdadera rareza en su cultivo pues sus parientes en Chile, Estados Unidos, Australia, Francia y el resto de Europa suelen contar con una importante cuota de influencia oceánica.

Las únicas condiciones de sus terroirs permiten que el Cabernet Sauvignon argentino se exprese de una forma única y distintiva presentando inusuales notas de pimientos verde en las alturas de Cafayate o aromas donde predomina intensas frutas negras como mora y grosella madura en los faldeos andinos de Mendoza a diferencia de los habituales tonos de cerezas, ciruelas y berries de otros terroirs.

La crianza en madera suele potenciar su intensidad aportando también una extraordinaria fuerza a sus taninos además de aromas a cuero, tabaco rubio y especias, que sumado a la natural alta acidez de la cepa entregan vinos particularmente interesantes a la hora de mantener en guarda prolongada extendiendo su descorche sin mayor problema más allá de los diez años.

En las dos últimas décadas algunas de las principales bodegas productoras como Catena Zapata, Doña Paula, Luigi Bosca, Salentein y Kaiken han potenciado la producción de Cabernet Sauvignon buscando levantar una segunda cepa estrella de los tintos argentinos que permita abrir su presencia en los mercados internacionales mucho más allá del preciado Malbec.

Review

A comienzos del nuevo milenio Aurelio Montes, fundador de la viña que lleva su nombre en el valle de Colchagua en Chile decide extender sus operaciones a los valles mendocinos instalándose en una antigua bodega construida en 1920 por Italo Calise en las inmediaciones de Luján de Cuyo.

El desarrollo de este nuevo proyecto quedó en manos de su hijo, Aurelio Montes Jr, quien si bien tenía todo por aprender del Malbec mendocino tenía también mucho que aportar y enseñar en materia de Cabernet Sauvignon, variedad que bajo la etiqueta Ultra vio su primera añada en 2003.

Este vino oriundo del terroir de Vistalba nace en base a un coupage 95% Cabernet Sauvignon con un aporte de un 5% de Malbec, pasando luego por una crianza de 12 meses en barricas de roble francés.

Rubí de capa media, ribete claro y lagrima gruesa. En su nariz nos entrega mora, arándano, grosella negra y violetas que con el paso de los años evolucionan en berries deshidratados y dátiles, además del aporte hecho por la barrica que se manifiesta en suave vainilla, tabaco rubio, cuero y especias.

En boca se nos muestra estructurado y de perfil terroso, con una marcada y viva acidez, taninos firmes con suave dulzor de caramelo, y un largo final con notas de mokka y el suave amargor de licor de hierbas que recuerda a otro clásico argentino como es el fernet.

A la hora del maridaje quesos maduros y charcutería son muy buena compañía, pero sin duda donde se mueve con mayor holgura y alcanza su mejor expresión es junto a todo el catálogo clásico de delicias argentinas como sorrentinos en tuco, tira de asado, bife chorizo y por supuesto milanesa napolitana con fritas y huevo a caballo.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s