Selección de Bodega – Las alturas de Gualtallary

La década del ’90 resulta un momento trascendente en la historia del vino en Los Andes. Por una parte, al oeste de la cordillera, Pablo Morandé inicia el cultivo de variedades blancas en Casablanca descubriendo el inmenso potencial de los valles frío costeros. Mientras en el flanco oriental Nicolás Catena se aventura en la exploración de otro valle frío, pero esta vez de altura, plantando el primer viñedo de Malbec en Gualtallary.

Gualtallary marca la zona más alta y occidental del valle de Uco, emplazándose sobre los mil metros de altitud, los que fueran el límite de la producción vitivinícola en Argentina por más de un siglo. La exitosa apuesta de Catena en el lugar fue, con la ayuda del frío y sus suelos ricos en carbonato de calcio, desarrollar vinos de óptima maduración pero de cuerpo más ligero y acidez punzante, condiciones que a su vez permiten aprovechar de mejor forma el potencial de la crianza en barrica.

La altura ya había sido descubierta para fines vitivinícolas en Argentina en los altos de Salta, pero la particularidad de Gualtallary es que este es una verdadera rampla que en pocos kilómetros asciende de los mil a los dos mil metros de altitud, y aunque en la actualidad los viñedos solo llegan a los 1600 msnm, en esos seiscientos metros se genera un diferencial promedio de siete grados celsius y marcando al menos tras claras zonas de diferentes temperaturas. En otras palabras un mismo viñedo, según la ubicación de sus parras, puede generar vinos de tres perfiles absolutamente distintos y si así sumamos los múltiples ensamblajes potenciales las posibilidades terminan siendo infinitas.

Luego que Nicolás Catena diera a conocer Gualtallary al mundo, bodegas como Ambrosia, Finca Ferrer, Rutini Wines, Andeluna y sobre todo Doña Paula plantaron allí sus cuarteles, en especial de Malbec, refrescando la mirada de la cepa en Argentina.

En el caso de la referida Doña Paula, su agrónomo Martin Kaiser ha sido unos de los principales exploradores del potencial del alto valle, lo que se refleja en sus blend de altura y sobre todo en su Selección de Bodega Malbec.

Review

Selección de Bodega proviene del viñedo Finca Alluvia, emplazado a 1350 msnm a orillas de un arroyuelo sobre suelos de carbonato de calcio y piedras aluviales particularmente pobre en nutrientes, lo que obliga a las vides a hundir profundamente sus raíces,

Tras su vinificación este 100% Malbec es criado durante 16 meses en barricas de roble francés 50% de primer uso.

Vino carmesí de traza roja, expresa en su nariz cereza, mora en compota, violetas, higos maduros, grafito, licor de cassis y tabaco.

Perfecto equilibrio entre madurez y frescor, acidez viva y punzante, taninos firmes aún en evolución, final marcado por violetas y notas minerales.

Excelente opción para maridar jugosos cortas de carne o pastas con abundante relleno, como los sorrentinos, bañadas en salsa de pomodoros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s