Dulce Itata de Undurraga

Los vinos dulces tienen defensores acérrimos y profundos detractores, el caso de los espumosos no es distinto pero en estos se suma el factor del azúcar añadida. Un «vino tranquilo» puede ser dulce al acumular una alta concentración de azúcares al momento de su vendimia que sobreviva al actuar de las levaduras, sin embargo un «espumoso» será siempre un mosto inicialmente seco y su eventual dulzor es el resultado del sirope añadido en el licor de expedición.

Dulce de Undurraga es una de las pocas burbujas nacionales que logra un adecuado balance gracias a su alta acidez que equilibra su azúcar añadido.

Dulce, Itata, Undurraga

Producido mediante método Charmat, o segunda fermentación en estanque, en base a uvas de la ancestral cepa País cultivadas en secano en el valle de Itata con cuatro meses de crianza en contacto con los pozos de sus levaduras.

Amarillo pajizo de burbuja mediana relativamente desordenada. Su nariz muestra flores rojas, abundante frambuesa y algo de manzana oxidada.

Fresco y ligero en boca pero de adecuada cremosidad, grato dulzor que recuerda manzana rallada equilibrado en acidez media+ y suaves notas metálicas en su final.

Adecuado equilibrio, baja persistencia, intensidad en sus notas y la complejidad propia de un vino ligero.

Recomiendo maridarlo con postres dulces pero con buena cuota de acidez para ayudar aún más al equilibrio en boca como puede ser pannacotta con salsa de berries o cheesecake de maracuyá.

Nota: 3,3- Espumoso de correcto desempeño. No soporta la comparación con sus pares europeos pero queda muy bien parado sobre la media de los nacionales lo que le sube los puntos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s