Rous Vineyard Ironstone – Zinfandel Centenario

Entre 1920 y 1933 rigió en Estados Unidos una enmienda constitucional que prohibió la fabricación y venta de alcohol, y que fuera conocida como Ley Seca o Prohibición.

En este periodo saltan a la fama y se convierten en íconos de la cultura popular aquellos que se dedican al contrabando ilegal de alcohol, como el caso de Al Capone, y los agentes federales que buscan hacen cumplir la Prohibición, liderados por Elliot Ness.

Pero la Ley Seca tuvo mayores consecuencias que solo dar material para películas como Los Intocables donde una naciente industria vitivinícola fue una de las grandes perjudicadas.

En rigor nunca se prohibió el cultivo de vitis vinifera, pero este solo podía estar orientado a consumo personal, lo que motivó que casi la totalidad de los viñedos fueran arrancadas en ambas costas del país y sus suelos se dedicaran a otras actividades productivas.

Para el fin de la Prohibición la nación atravesaba los duros años de la Gran Secesión y luego se embarcó en la Segunda Guerra Mundial. Es por estas razones que en la actualidad es difícil encontrar vinos californianos, y estadounidenses en general, procedentes de parras mayores de setenta años, aunque es posible encontrar algunas excepciones.

En el valle de Lodi, al este de la bahía de San Francisco, por motivaciones que pueden pasar por la producción ilegal de vino o el simple amor por sus cultivos, se conservó una red de pequeños viñedos de Zinfandel plantados a principios del siglo XX y que hoy son los padres de una de las cepas emblemáticas de los vinos californianos.

La Zinfandel es una variedad originaria de Italia donde se conoce con el nombre de Primitivo, pero es en California donde ha saltado a la fama mundial a tal punto que en la actualidad los vinos producidos en suelo italiano son vinificados de forma tal que se asemejen al estilo californiano.

Review

Rous Vineyard Reserve Ancient Vines es uno de estos Zinfandel producido en base a parras centenarias por los bodega Ironstone.

El viñedo fue plantado en 1909 sobre suelo arenoso y tras sobrevivir la Prohibición fue dedicado a la producción de Zinfandel blanca, que en rigor es un vino rosado, lo que se mantuvo hasta 1994 cuando Ironstone lo usó de base para su propuesta de vino centenario.

Luego de su fermentación el mosto es guardado por 10 meses en barricas de roble francés las que a su vez son mantenidas en cavernas subterráneas, cavadas durante la Fiebre del Oro a fines del siglo XIX, para asegurar una correcta temperatura durante su crianza.

Este vino rubí brillante muestra en su nariz ciruela, berries deshidratados, violeta, clavo, lavanda y humo. Mientras en boca se expresa terroso, con ben equilibrio entre estructura y fluidez, acidez viva, tanino amable, y un final con presencia de hierbas, dátiles y un exquisito Smoke & Sweet.

Fiel a su origen y la presencia de humo y dulzor, resulta perfecto para maridar los clásicos de la comida norteamericana como Chilli Burger, Mac&Cheese, Pulled Pork y por supuesto Brisket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s