Sangre de Toro Tempranillo

Si cada país productor de vinos tuviera que quedarse con solo una cepa tinta Argentina elegiría el Malbec, que duda cabe, Chile el Cabernet Sauvignon, Estados Unidos el Zinfandel, Australia el Syrah, Francia tras mucho debatir entre varias opciones se inclinaría por el Pinot Noir, Italia apostaría sus fichas al Nebbiolo, y finalmente España sin ninguna sombre de duda abrazaría al Tempranillo.

El Tempranillo es una uva aborigen de la península ibérica, la de mayor superficie cultivada en España y presente en 28 de las 54 DOs hispanas, entre ellas las afamadas Rioja, Toro y Ribera del Duero.

Esta uva de piel gruesa debe su nombre a que madura varias semanas antes que el común de las vides y por regla general presenta aromas a cereza, ciruela y tras la crianza vainilla, tabaco y café torrefacto, pero además expresa maravillosamente su terroir de origen mostrándose por ejemplo de cuerpo impenetrable en Toro, maduro y estructurado en Rioja o algo más ligero pero con mayor acidez en Cataluña, no en vano los españoles la llaman “la uva de los mil vinos”.

Los vinos de Tempranillo son un producto casi exclusivo de España, aunque existe una incipiente producción de calidad en Australia y Estados Unidos. Fuera del territorio hispano los más común es encontrarlo bajo la DO Rioja por ser el mosto de mayor exportación, vino que en ocasiones resulta algo “duro” para los paladares no acostumbrados a su fuerza, sin embargo en el último tiempo el Tempranillo catalán, que gracias a las frescas brisas del Mediterráneo resulta más ligero y de mayor acidez, también ha tenido una importante salida al extranjero resultando una muy buena opción para aproximarse a la cepa.

Bodega Torres es la mayor vitivinícola hispana, en términos de volumen, con una importante presencia en el extranjero en gran medida gracias su icónico Sangre de Toro, un clásico ensamblaje mediterráneo en base a Garnacha y Carignan al que luego se sumo su versión Gran Reserva. El éxito de la etiqueta llevó a que en la última década esta se ampliara a otros estilos y cepas, estando hoy disponibles en las variedades Cava, Cabernet Sauvignon y el Tempranillo que hoy nos convoca.

Review

El Tempranillo en la mayoría de sus terroir hispanos es cultivado bajo un clima continental donde la temperatura en verano se eleva con holgura sobre los 30 grados, generando mostos muy maduros pero en general de baja acidez que suelen ser apuntalados por cepas como Graciano y Mazuelo en sus coupages. Sin embargo el clima mediterráneo catalán, con una media en verano de 25 grados y frescas brisas nocturnos permite obtener vinos con una fruta menos marcada pero en un caldo más ácido, ligero y refrescante.

Púrpura de capa media y borde rubí a la vista. En su nariz muestra berries rojos y negros, además de lavanda, romero, té negro y suave tabaco rubio.

En boca abre intenso pero gana fluidez conforme avanza en copa. Acidez media, tanino limpio, final torrefacto con marcado dejo a té negro que deja una suave y grata astringencia en paladar.

Excelente opción para acompañar charcutería y embutidos, guisos especiados y algunos clásicos tapeos hispanos como los Pinchos Morunos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s