EQ Quartz Chardonnay – Sombra y Luz

Si en un eventual viaje a Paris dispusiéramos de 3.000 euros para gastos podríamos pasar todo un mes recorriendo el Louvre por la mañana, Notre Dame a media tarde, la torre Eiffel al atardecer y el rio Sena desde un crucero por la noche; o presenciar durante dos semanas seguidas el espectáculo del Moulin Rouge desde la mejor ubicación; o bien invitar a diez amigos a cenar a L’Arpege, el exclusivo restaurant del mítico chef Alain Passard; o si de verdad somos un verdadero wine lover beber una botella del Motrachet de la Domaine Romanee-Conti añada 1977.

El referido Montrachet es un vino blanco que al igual que el excusivo Champagne Krug Clos du Mesnil, los Grand Cru de la Coté de’Or, los Chablis del norte de la Bougogne y los Macconais Blanc al sur de la región están hecho única y exclusivamente de Chardonnay.

La Chardonnay es por lejos la cepa blanca con mayor cantidad de hectáreas cultivadas en el mundo, no solo por producir sus deseados vinos finos y elegantes sino también una de las más versátilas con la capacidad de adaptarse a distintos suelos y climas reflejando muy bien el carácter de cada terroir en sus caldos.

De esta forma en climas particularmente fríos como su natal Borgoña o el sur de Sonoma y Napa en California presenta un cuerpo ligero, notable acidez y una paleta que muestra ciruela verde, manzana y pera; en zonas algo más templadas como las colinas de Adelaida en Australia o la costa de Nueva Zelanda aparecen tonos cítricos y sabores que recuerdan el durazno blanco; y con un par de grados más como en la costa central de California o los valles de cara al Pacífico en Chile se suman notas de higos y frutas tropicales, sobre todo el mango maduro.

Otros de los atributos de la cepa es beneficiarse, a diferencia de la mayoría de los blancos, de la crianza en barricas de roble, proceso en el que si bien sacrifica parte de su acidez y ligereza aumenta su potencial de guarda, que en los mejores exponentes de la variedad puede extenderse por varias décadas, y adquiere una mayor complejidad con notas de almendras y avellanas tostadas que se suman a aquellas adquiridas en la fermentación meloláctica y que nos recuerdan mantequilla y Parmegianno Regianno maduro.

En el caso de Chile el Chardonnay fue la regla predominante en materia de blancos durante casi un siglo aunque con una producción orientada casi en exclusiva al consumo interno debido a cierto exceso de cuerpo, efecto de ser cultivada en las cálidas terrazas cordilleranas, que lo dejaba a mal traer frente a los frescos Chard californianos y franceses.

Luego de que algunas décadas atrás el cultivo de cepas blancas y tintos de clima frío descendiera de Los Andes al Pacifico el tremendo éxito cualitativo y cuantitativo obtenido por la Sauvignon Blanc, sobre todo en Casablanca y San Antonio, relegó a la cepa borgoñesa a un segundo lugar en producción y gustos de los consumidores.

Pero los clásicos son incombustibles y en la última década la Chardonnay no solo ha recuperado terreno en los costeros valles centrales sino que también ha sido el principal agente de la expansión de las fronteras geográficas del vino en Chile por lo que no es de extrañar que los mejores exponentes hoy no solo provengan del litoral sanantonino sino también de los valles de Limarí y Huasco en las puertas del desierto de Atacama por el norte y de las estribaciones de la Cordillera de Nahuelbuta en el corazón del valle de Malleco y la Araucanía por el sur.

Las 160 hectáreas plantadas por Viña Matetic se emplazan en el antiguo fundo El Rosario alzado en el sector de Lagunillas sobre el exacto límite de los valles de Casablanca y San Antonio. Esta ubicación sumada a la reglamentación de las Denominaciones de Origen nacionales donde los criterios administrativos priman por sobre los geográficos, e incluso el sentido común, obligan a que vinos provenientes de un mismo terroir deban ser etiquetados con una u otra DO según sus cuarteles se encuentren al oriente o poniente de una línea invisible trazada en las oficinas de algún empleado estatal.

Más allá de las curiosidades administrativas Matetic, a diferencia de otros grandes productores casablanquinos, ha mantenido al Chardonnay dentro de sus vinos de primera línea y gracias a una adecuada selección de suelos y planificación agrícola en lugar de optar entre un estilo ligero y mineral, que recuerde la natal Borgoña, o un carácter frutal y tropical, propio de Nuevo Mundo. ha logrado hacer convivir ambos perfiles extrayendo así el máximo potencial de la cepa.

Review

La uvas de EQ Quartz Chardonnay provienen de la franja occidental del viñedo Rosario por lo que su DO corresponde a San Antonio. Plantadas sobre suelo granítico arenoso cultivadas según los principios Biodinámicos en laderas de orientación sur que garantizan una menor exposición a los rayos solares.

Lo interesante está en la distribución de las vides y el manejo de poda donde algunas uvas desarrollan marcadas notas tropicales al recibir mayor radiación solar mientras las que quedan ocultas al interior de la canopia potencian su acidez y tonos minerales, haciendo convivir de esta forma los dos tradicionales perfiles de la cepa.

El proceso continúa con el uso de levaduras nativas, fermentación maloláctica y crianza de once meses en barricas de roble francés.

A la vista se nos presenta de un amarillo suave con trazas doradas y verdosas, mientras en nariz conviven durazno blanco, mango maduro, piel de membrillo y suave miel además de las notas de almendras tostadas y cáscara de Parmesano aportadas por su barrica y el dejo salino de su terroir.

En boca nos invita a un viaje que parte en Borgoña abriendo seco, con buen volumen en cuerpo pero sin perder fluidez y una acidez punzante, para luego pasearnos por las notas frutales y cítricas de Nuevo Mundo mostrando también el grano tostado, queso maduro y pimienta blanca de su crianza para finalizar con un grato retrogusto mineral y marino que solo peca de ser algo corto.

Buena opción de maridaje para platos con cierto peso en boca como pastas acompañadas de salsas cremosas, risottos marinos, pescados asados y sobre todo un clásico nacional como es el Caldillo de Congrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s