Toro de Piedra Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2017

Viña Requingua nace en 1961 de la mano del agrónomo Santiago Achurra orientada a la producción de vino a granel en la proximidades de Sagrada Familia, valle de Curicó. El embotellado bajo su propia etiqueta se inicia recién en 1997 y para ella eligen como símbolo la escultura de un Toro de Piedra, obra del artista Paolo Valdés, quien a su vez se inspiró en un campo de piedras zoomorfas próximo a la bodega.

Esta primera añada debuta con su Cabernet Sauvignon el que se ha convertido en su variedad emblemática, si bien en la actualidad este proviene de sus viñedos del valle de Colchagua, capaces de satisfacer la demanda, y no del cultivo original en Sagrada Familia cuya baja producción se reserva para mezclas seleccionadas.

Vino Rubí de capa media y ribete claro, cuya fruta en nariz entrega cerezas y ciruelas rojas, y el marcada paso por barrica complementa con vainilla, cacao y especias.

En paladar se muestra particularmente intenso y voluminoso, de muy buena acidez, taninos firmes y maduros que dan paso a un final donde la fruta pierde brillo antes las notas de madera, principalmente cacao, que lo mueven hacia un leve amargor que recuerda el licor de sándalo.

Un vino bastante noventero en su estilo que sin duda resultará del agrado de los seguidores de Robert Parker, pero que se siente algo asincrónico en una época en la que se privilegia el frescor frutal por sobre la madera.

En términos de maridaje es un carnívoro nato. Cortes de jugosa carne asada o caldos ricos en grasa y colágeno sin duda ayudan a percibirlo más ligero.

Mi recomendación: Cazuela de Osobuco.

Nota: 3,2 – Vino correcto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s