Gran Reserva de Casas del Bosque – Cool Climate Syrah

Finalizada la Segunda Guerra Mundial el siempre preciado vino francés vivió uno de sus momentos más complejos. Buena parte de las bodegas galas se encontraban destruidas o saqueadas y la escasez de los reputados Cabernet Sauvignon y Merlot de Burdeos o Pinot Noir de Borgoña obligaron a mirar al sudeste, unos cien kilómetros al sur de Lyon, para redescubrir el hoy codiciado vino Hermitage que hasta entonces se mantenía como un exclusivo secreto en mano solo de grandes conocedores.

El Hermitage es producido casi íntegramente en base a parras de Syrah, descendientes de aquellas que arribaron a las colinas del curso medio del río Ródano a comienzos del siglo XIII y que según la leyenda fueron traídas de tierra santa por un cruzado que cansado de la guerra hizo votos de abandonar las armas y recluirse en una “ermita” dando así nombre a la AOC.

El éxito de los vinos de Tain-l’Hermitage se extendió también a los ensamblajes producidos en las cercanías de Avignon, en el curso sur del río con AOCs como Châteauneuf du Pape o Côtes-du-Rhône donde igualmente el Syrah juega un rol fundamental en compañía de Grenache, Carignan y Mourvedre, y son la base de los actuales blends mediterráneos o GSCM.

Esta valorización del Syrah rodanés de paso benefició a sus descendientes que a fines del siglo XIX y bajo el nombre de Shiraz colonizaron las calurosas colinas de la Australia meridional. Estos vinos, de perfil más intenso y cuerpo voluptuoso, no tardaron en ganarse el aprecio de expertos y coleccionistas a raíz de su excelente envejecimiento en botella. Prueba de ello es que en la actualidad una botella de Penfold Grange, cosecha 1951, es imposible de encontrar por menos de U$ 40.000.-

Rápidamente el Syrah se unió al listado de las diez cepas más plantadas a nivel mundial, donde hoy ocupa el lugar séptimo, y Sudamérica tampoco quiso quedarse fuera.

Buscando replicar el éxito australiano se instaló en los cálidos valles de pie cordillerano a ambos lados de Los Andes dando como resultado vinos corpulentos, ricos en fruta negra, de alta acidez y tanicidad que ensamblaron a la perfección con el Malbec argentino y Cabernet Sauvignon chileno, destinados a ser excelentes compañeros de carnes asadas, sobre todo cordero, pero que en su gran mayoría difícilmente expresaban la riqueza y profundidad de aromas de su Ródano natal.

A comienzos de los ’90 el enólogo chileno Pablo Morandé inició la exitosa exploración vitivinícola de los valles próximos al Océano Pacífico. El primer turno fue del Sauvignon Blanc, que no tardó en mostrase fresco, ligero y salino, luego Chardonnay, Pinot Noir y Riesling se unieron a la danza, hasta que finalmente el Syrah, tras años de forzoso destierro soportando el calor abrazador y noches gélidas del abrazo cordillerano, estableció en las ondulantes colinas de Casablanca y Leyda su terrior. En las cercanías del océano pudo al fin de nuevo despertar en un borroso amanecer entre la bruma, refrescar sus tardes con las suaves caricias de la brisa marina y dormir al abrigo de un suelo que irradia sol hasta el alba y, tal vez convencido de encontrarse una vez más a medio camino entre Los Alpes y el Mediterráneo, decidió expresar toda la fuerza y compleja elegancia contenida en su mosto.

Casas del Bosque, fundada en 1993 por la familia Cuneo Solari, es un viñedo tan antiguo o nuevo como el mismo valles de Casablanca para fines vitivinícolas.

Orientada casi en exclusiva a la producción de vinos de clima frío su viñedo se emplaza a una veintena de kilómetros del Océano Pacífico sobre suelo de granito descompuesto que cien millones de años atrás, previo al surgimiento de la Cordillera de Los Andes, correspondía a fondo marino.

Las habituales nieblas matinales y vientos vespertinos refrescan los racimos ayudando a que estos maduren lentamente asegurando así un cuerpo ligero y de alta acidez, mientras por su parte el suelo granítico libera gradualmente el calor acumulado durante el día ayudando a alcanzar la correcta maduración a la vez de aportar la mineralidad característica de los vinos influencia marina.

En este clima frío oceánico el Syrah se suele expresar ligero pero sin perder su característica intensidad y amplía considerablemente su paleta de aromas mostrando interesantes notas de , humo, sotobosque, cuero curtido, sudor animal, carne fresca y charcutería, que las dos etiquetas del varietal producidas por Casas del Bosque expresan a cabalidad:

  • Pequeñas Producciones, con 18 meses de guarda en barricas de primer, segundo y tercer uso y con una salida anual limitada a 700 cajas.
  • Gran Reserva, con 14 meses de guarda en roble francés y posteriores nueve meses en botella antes de ser liberado al mercado.

Review

Gran Reserva Syrah 2017 de Casas del Bosque se nos presenta con un impenetrable rubí profundo de trazas violáceas. En nariz predomina ciruela negra y mora en su madurez precisa, suave vainilla aportada por la barrica, seguido de una muestra de aromas de su Ródano natal tales como violetas, romero y tomillo, además de aquellos aportados por el clima costera , charcutería, carne fresca y un suave dejo a tocino, finalizando con na nota salina que expresa su origen.

Intenso en boca sin perder ligereza, suave dulzor de fruta madura perfectamente equilibrado en su acidez alta y persistente; taninos literalmente de acero, que por su juventud aún requieren mayor evolución; y grato final que expresa tanto el origen ancestral como el terroir actual de la cepa presentando una amalgama de hierba provenzal, sobre todo romero, y notas minerales.

El Syrah suele asociarse al maridaje de carnes particularmente grasas como cordero y costillar de cerdo, y sin duda este por sus robustos taninos puede cumplir a la perfección con dicha tarea. Sin embargo su cuerpo ligero, sabor intenso y amplitud aromática también lo hacen un perfecto compañero para charcutería, quesos maduros y fondue de los mismos, y sobre todo pastas y masas acompañadas de salsas o rellenos livianos como unos linguine alla puttanesca o una clásica pizza marinhara.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Pingback: Syrah para Veganos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s